El “Business Angels” en IRPF

Como aprovechar estos dos meses para rebajar la tributación en el Impuesto de Sociedades
3 enero, 2019
El precio de los servicios de la holding
21 enero, 2019

 

 

 

Una de las pocas deducciones por inversión que existen en el IRPF es la conocida como “Business Angels” y consiste en incentivar a las personas físicas que apoyan económicamente a emprendedores en sus nuevos proyectos.

Se trata de un incentivo aplicable a pequeños inversores para que apoyen a pequeños negocios durante un tiempo limitado. Supone un atractivo ahorro fiscal en el IRPF aunque, a diferencia de otras deducciones, no exento de riesgo ya que la inversión se produce en un negocio que puede resultar exitoso o no. Además, como veremos a continuación, existen unos requisitos cuantitativos y temporales para acceder a la deducción que dejan poca libertad para acuerdos imaginativos entre las partes.

Desde 2018, la deducción, que viene a reducir directamente el importe a pagar en el IRPF, es de un 30% de la inversión realizada, con un máximo a invertir de 60.000 euros anuales. Es decir, una deducción máxima de 18.000 euros anuales. Nada, salvo los límites que se expondrán a continuación, impide realizar una inversión de 60.000 anuales en la misma empresa y gozar anualmente de 18.000 euros de deducción.

Para poder acceder al “Business Angels” es necesario invertir el importe en una SL o SA con actividad económica antes de que transcurran 3 años desde su constitución.

Además hay otros requisitos de obligado cumplimiento:

el patrimonio neto de la sociedad al inicio del año en el que se realiza la inversión no deben superar los 400.000 euros.
la participación del inversor, junto con sus familiares hasta segundo grado, nunca debe superar el 40%.
deben venderse las participaciones entre 3 y 12 años desde su adquisición.

Obsérvese que el efecto de los dos límites (400 mil euros y 40%) llevan a un límite máximo a invertir en una sola empresa de 160.000 euros con una deducción máxima, a obtener en varios años, de 48.000 euros.

En cualquier caso, en estos tiempos de pocas rentabilidades en los productos financieros habituales, es una posibilidad a explorar.

 

 

Daniel Giménez Martínez
Daniel Giménez Martínez
Ayudo a las empresas a reducir sus impuestos mediante la planificación fiscal.