¿Sabes como ahorrar costes financieros diferiendo el IVA de importación?

¿Cómo recuperar el IVA de los morosos?
31 octubre, 2019

 

Cuando se produce una importación, al retirar el producto de la aduana debe abonarse el IVA.

Posteriormente, con la presentación periódica de la autoliquidación de impuesto, el IVA pagado es deducido.
Evidentemente, entre el pago de impuesto en la aduana y la deducción en el modelo 303 de autoliquidación transcurre un tiempo que supone un coste financiero para la empresa. Ese lapso de tiempo aún es mayor si el resultado del impuesto a presentar es negativo ya que hay que esperar a la siguiente presentación para compensarlo o, incluso al obtener la devolución.
Si las importaciones son muchas, y/o de importes elevados, el efecto financiero de pagar primero y deducir después, puede alcanzar importes sustanciales.
Pues bien, existe, para la empresas en régimen de devolución mensual, un régimen que permite evitar eso. El “Régimen de Diferimiento del IVA” permite satisfacer el IVA de importación a través de las declaraciones periódicas de IVA, en lugar de hacerlo en la aduana al retirar el material.
Si se opta por este régimen, al rellenar el Modelo 303, se informará, como se venía haciendo, del IVA deducible por importación y, además, se cumplimentará la casilla 77 “IVA a la importación pendiente de ingreso” siendo, el efecto final de ambas casillas, neutro.
Es importante incluir en la declaración periódica todas las cuotas de IVA de importación del período. De lo contrario, las cuotas no declaradas entran directamente en período ejecutivo y, Hacienda, puede exigir el recargo de apremio e imponer una sanción del 10% de las cuotas no declaradas.
Para evitar este riesgo, conviene consultar en la web de Hacienda los IVA diferidos existentes para el periodo y cuadrarlos con nuestra declaración.
El acceso a este régimen se obtiene mediante declaración censal presentada en el mes de noviembre del año anterior al que deba surgir efecto.

 

 

Daniel Giménez Martínez
Daniel Giménez Martínez
Ayudo a las empresas a reducir sus impuestos mediante la planificación fiscal.