IRPF: ¿Creía que ganar el pleito por las cláusulas suelo le iba a salir gratis?

¿Por qué su empresa no deduce por I+D+i?
2 junio, 2016
El Impuesto de sociedades del futuro
5 julio, 2016

Con perdón: iluso.

Si es uno de los afortunados a los que han dado la alegría de eliminarle la abusiva cláusula suelo que venía incrementando injustamente los intereses de su hipoteca, ahora toca rascarse el bolsillo.

Efectivamente, su banco va a tener que devolverle los intereses que pagó de más por haberle puesto un interés mínimo en su préstamo, pero Hacienda, como no, quiere su parte y, por tanto, va a tener que pasar por sus arcas:

– Si su hipoteca le ha venido dando derecho a la deducción por vivienda habitual en el IRPF, deberá calcular, para los ejercicios no prescritos, que deducción hubiese obtenido sin esos intereses y devolver la diferencia mediante la presentación de una declaración complementaria.

La idea es sencilla: cuando calculó su deducción por vivienda incluyó, en la base de deducción, los intereses que ahora han sido anulados y, por tanto, no procede que formen parte de la misma.

La regularización indicada no deberá realizarse en el caso de que se acuerde con el banco que las cantidades a reembolsar se destinen directamente, sin cargo y abono a la cuenta corriente, a reducir el principal del préstamo.

– Si el inmueble estaba arrendado y se dedujeron los intereses de la hipoteca, deberá recalcular el rendimiento de los alquileres y devolver la diferencia mediante la presentación de una complementaria.

En ningún caso procederá la aplicación de recargos ni intereses de demora, siempre que la regularización se realice entre la fecha del acuerdo o resolución y el 30 de junio del año siguiente.

Daniel Giménez Martínez
Daniel Giménez Martínez
Ayudo a las empresas a reducir sus impuestos mediante la planificación fiscal.