Consecuencias de la incorrecta repercusión del IVA

La reversión del 30% de amortización: Hacienda barre para casa
31 octubre, 2017
¿Se puede recurrir una liquidación firme?
5 diciembre, 2017

Existen operaciones, como en la venta de un inmueble con renuncia a la exención o la venta de chatarra, en que el vendedor no debe repercutir IVA a su cliente dado que opera la regla de inversión del sujeto pasivo.

En estos casos, el comprador se auto repercute el IVA y así lo refleja en su Modelo 303, aumentando el IVA devengado y el IVA deducible, con efecto neutro sobre el importe final a pagar.

En caso de que, por error, el vendedor repercutiese el Impuesto, el comprador debería instar la rectificación de la factura al vendedor – vía factura rectificativa– y, de no tener éxito, acudir al TEAR mediante el procedimiento establecido para estos casos.

Pero, ¿qué ocurre si, ni comprador ni vendedor, se dan cuenta del error y, es Hacienda, quién, en una revisión -en gestión o inspección-, detecta la incorrecta repercusión (y posterior deducción) del IVA?

Pues, lo habitual es que, la Administración, avalada por resoluciones de los tribunales europeos, regularice la autoliquidación presentada por el adquirente, rehaciendo la misma a como debió ser de haberse emitido la factura correctamente y exigiéndole, además, el pago a las arcas del Estado del IVA soportado indebidamente deducido.

No obstante, como Hacienda no sufre perjuicio alguno, no debería sancionar al comprador, que tampoco obtuvo beneficio alguno de la práctica realizada

El comprador, en ese caso, no va a tener más remedio que pedir al vendedor que le devuelva el IVA que le repercutió y cobró indebidamente. En caso de no obtener la devolución del cliente, puede instar, a través de los tribunales administrativos, la devolución del impuesto indebidamente repercutido que pagó dos veces (una a su proveedor y otra a Hacienda en la regularización) Y cruzar los dedos para que le den la razón.

En definitiva, conviene revisar y no aceptar las facturas de operaciones sensibles sin comprobar la correcta repercusión del IVA, o puede acabar pagándose doble.

 

Daniel Giménez Martínez
Daniel Giménez Martínez
Ayudo a las empresas a reducir sus impuestos mediante la planificación fiscal.